2.10.16

Reseña: Corpúsculo.

Título Original: Nighlight: a parody.
Autor: The Harvard Lampoon.
Año de Publicación: 2009.
Género: Humor - Vampiros - Fantasía - Romance
Autoconclusivo.

"Estaba absolutamente segura de tres cosas. La primera: con toda probabilidad Edwart era mi alma gemela, tal vez. La segunda: había en él una parte vampírica -la cual yo suponía por completo fuera de su control- que me quería muerta. Y la tercera: yo deseaba incondicional, irrevocable, impenetrable, heterogénea, ginecoógica y vergonzosamente que me besara."

Pálida y patosa, Belle Goose llega a Switchblade, Oregón, buscando una aventura o por lo menos un compañero de clase inmortal. Pronto descubrirá a Edwart Mullen, un tío bueno pero loco por los ordenadores y con cero interés por las chicas. Después de ser testigo de extraños sucesos -Edwart deja intactas sus patatas rellenas, Edwart la salva de una bola de nieve- Belle tiene una dramática revelación: Edwart es un vampiro. Pero ¿Cómo convencerle para que la muerda y la convierta en su novia eterna si parece sentir repulsión por las chicas?
Llena de amor y peligro, atormentada y obsesionada, pero sobretodo espeluznantemente embriagadora como un baile de fin de curso, Corpúsculo es la asombrosa historia de una chica con fijación por los vampiros que busca el amor en el sitio equivocado.

Aviso: Les recuerdo que pueden visitar la sección de políticas, para que entiendan mejor lo que hago con mis reseñas y los comentarios que ustedes me dejan.
Dato Curioso: O preventivo. Esta historia, como podrá notarse, es una parodia de la saga de Crepúsculo. Todo lo que aparece aquí hay que tomarlo a modo de broma y no como un insulto.
   Llevaba algún tiempo deseando leer este libro, pero por desgracias del destino no lo había conseguido. He de admitir que cuando era más pequeña tenía una obsesión por las películas de Crepúsculo, si, en ese tiempo cuando aún no conocía los libros y Robert Pattinson me parecía el chico más sexy del planeta. Que viene siendo raro desde allí, porque muchas personas prefieren a Taylor; pero el cómo preferí a Robert, es otra historia, muy larga, por cierto. Y fue por ese tiempo, hace cinco o seis años cuando descubrí la existencia de esta historia. Mi primera reacción fue sentirme ofendida, porque estaban haciendo una parodia de una historia por la que metía mis manos al fuego, pero después de meditarlo un rato, llegué a la conclusión de que no tenía por qué hacerlo, después de todo, era ficción y si me proporcionaba una que otra risa, es libro estaría cumpliendo con su cometido. Que era precisamente divertir. 
   No sé que pensar de momento acerca de la historia, porque no le he dado muchas vueltas al asunto. Quiero empezar a hacerlo y es por eso que he puesto manos a la obra con esto de escribir la reseña. Pues soy de las que empieza a postergar y al final no hace nada. Así que no puedo decirles de una buena vez qué tal esta la historia en general, me atrevo a decir que no es un mal libro, cumple con su función tocando varios de los temas que se presentan en la historia original y aunque no es la octava maravilla del mundo, que todo hay que aceptarlo; creo que si estaría bien para leer en cualquier momento en que se quiera una que otra risa. Una cosa más, es que no recomiendo leer la historia si no se tiene una idea acerca de qué trata Crepúsculo, porque no se va a entender en general lo que nos quiere decir esta historia. 
Imagen de Google.
Anime: Diabolik Lovers. | Ayato.
   Nuestra protagonista se llama Belle, una chica realmente interesante. Es por demás patosa, por lo que todo el mundo se puede encontrar en peligro si ella esta a su alrededor. Puedo recomendar, que si se la llegan a encontrar, corran, corran como si no hubiera un mañana y aléjense lo máximo posible, sus ondas de patosidad atraviesan paredes, así que si es necesario coloquen mar de por medio, aunque no es seguro que sus tontería no los alcancen. Esta chica se cae si se tropieza con una hormiga, y seguramente llega a crear reacciones en cadena. Belle también esta consciente de lo fabulosa que es, porque vamos, cualquier persona que es nueva y tan genial como ella es bien recibida, y todo el mundo quiere acompañarla. Siempre. Hablando en serio, creo que a Belle la han llevado muy bien, es un personaje por demás azaroso y del que quisieras despegarte siempre que puedes. Han llevado al límite algunos de los defectos de Bella, como esto de ser tan torpe; que incluso una vez hizo que en su instituto se fuera toda la luz sin tocar nada. Y han cambiado algunas cosas que solo sirven para que el personaje de más gracia. Pues, mientas Bella prefiere pasar desapercibida y tiene todo este rollo de no querer que ningún chico se fije en ella, a menos de que el chico en cuestión sea Edwart; Belle esta convencida de que todo el mundo la ama y aunque ninguna personaje se fije especialmente en ella, sigue creyendo que es el centro de atención de todo el mundo y que es el sol de cada persona que tiene el disgusto de conocerla. Vamos, sabemos que por demás es imposible que alguien se sienta identificado con ella, y aún más imposible que el personaje parezca real. Pero ese es precisamente el punto que hace al personaje tan especial. Es una parodia y se supone, así debe ser.

No sucedió a cámara lenta, como un anciano caminando, pero tampoco a cámara rápida, como un anciano corriendo. Fue como cuando tomas una bebida energética con una calavera en el envase, a pesar de que tu madre te ha dicho que no la bebas, y parece que tu cerebro se acelera mientras bebes, y luego se ralentiza mientras tragas y vuelve a acelerarse y ralentizarse hasta que vomitas. Y luego te bebes otra porque has hecho una apuesta.

   Nuestro otro protagonista se llama Edwart, es un chico amante de la tecnología y que raya en lo excéntrico en primer plano, aunque a medida que lo fui conociendo empecé a pensar en una persona muy común, de hecho, en varios momentos pude llegar a pensar en mí; pues no le gusta estar con nadie, y prefiere la fiel compañía del amiguito desde donde estoy escribiendo esto. Claro que él tiene el suyo propio, no es como si yo fuera a dejar que cualquiera toque a mi bebé. Edwart es un chico debilucho, de aquellos típicos que ves y te da pesar porque seguramente todo el mundo le hace bullying, cosa que lo hace muy distinto al fantástico Edward de la saga original, pero más allá de eso, no pude descubrir nada. Lo que realmente me deja con un mal sabor de boca, pero teniendo en cuenta que tuve el mismo sentimiento con respecto a Edward, supongo que el autor de esta parodia tampoco se sintió muy cercano a él.
Imagen de Google.
Una loca película de vampiros | Parodia Crepúsculo.
   Uno de los personajes que más destaco es Jim, realmente no aparece mucho, pero cada vez que lo nombran es para morirse de la risa. Hay ocasiones en las Belle llega a decir que si le quieres caer bien tienes que decir que eres un hombre lobo, y yo realmente me mataba de risa. Además de eso, esta el hecho de que ella misma le atribuya su forma de ser torpe a que la empujaba cuando estaba aprendiendo a caminar, así que me hubiera gustado verlo más en acción, pues cada vez que tuve la oportunidad de hacerlo no podía parar de reír.
   Y sin duda, los personajes que destaco no estarían completos si no le diera su épica mención a la mamá -sin nombre- de Belle. Pues ya anteriormente nos habían dicho que era un poco torpe e infantil; pero en este libro actúa tal cual como una niña de seis años. Y aunque solo logramos verla al principio del libro, fue suficiente como para que me diera la risa tonta.
   La forma de escribir de Harvard, (no sé como referirme a él) es sencilla y en general muy amena, no hace uso de palabras complicadas, lo que le brinda a la obra una agilidad increíble y nos libra del -al parecer no tan típico, porque me he dado cuenta de que digo esto casi con todos los libros- aburrimiento y posible cansancio de andar con un diccionario bajo el brazo. No se detiene en casi ningún momento en descripciones, cosa que no me molesta pues tomaría un aire mucho más serio, y se supone que no sea así. La historia se centra sobretodo en los diálogos, que es donde mayormente puede destapar su faceta graciosa, por lo que no es molesto; además de que eso ayuda a que el libro tome mayor agilidad. Y los pocos textos largos que hay, generalmente están plagados de metáforas o frases muy graciosas.

Me alegré de haber fundado el verano anterior aquella agencia de detectives llamada "Belle Goose, más rápida que ir en autobús". Hice carteles con un dibujo de mí misma como Sherlock Holmes y los pegué por todo Phoenix. Fue una lástima que solo me encargaran un caso: la trama de la invasión rampante de carteles. El culpable todavía anda suelto.

   El principio de la historia me ha descolocado un poco, aunque no fue realmente para mal. Yo sabía que venía a darme de frente contra una parodia, pero lo primero que me encontré fue como: "woow, woow, qué pasa aquí" o "alto ahí loca" (guiño a los Simpson). Encontrarme con personajes que yo ya tenía idealizados de cierta manera, actuando de otro forma fue un golpe muy duro, y fue un poco difícil acostumbrarme y no decir algo como: "hey, ella (o él) no actúa así"; pero finalmente cuando le cogí el ritmo a las cosas, verdaderamente empecé a disfrutarlo mucho. Y aquí el porqué no me gusta quedarme nunca con mi primera impresión acerca de un libro, aunque esta generalmente se mantiene hasta el final. La verdad, es que desde el principio empezó a cumplir con su cometido, que era el hacerme reír, entonces estoy más que contenta con cómo empieza esta historia.
Imagen de Google.
Una loca película de vampiros | Becca
   Ahora, hemos llegado a mi parte favorita. Por que soy malvada. Los puntos...
      1) Puntos positivos. 
   1. Personajes: Me encantan estos personajes, por la falta de humanidad corriendo por sus venas. Y es que a pesar de que en una situación normal este hubiera sido un punto negativo en toda regla y hubiera hablado unas mil líneas acerca de por qué estaban tan mal hechas y había que quemarlas en la hoguera. Pero, siendo este un caso especial hay que alabar que cogieron todas aquellas características de los personajes que nos irritaban un poco y las llevaron al límite, que en lugar de irritarnos aún más solo lograron hacer que me partiera de risa; y también hay que darle crédito a eso de voltear algunas de sus características, porque hay que aceptar que no pudo haber estado mucho mejor. A pesar de eso, los personajes siguen siendo tan variopintos entre si, que podemos encontrar de todo entre las páginas de esta historia, y aunque es imposible llegar a sentirse identificado con alguno por el grado de exageración que tiene cada una de sus características, si que es posible reírse con por lo menos alguna de sus apariciones.
   2. Misterio: Bueno, voy a llamar esto así porque no sé qué otro nombre colocarle. Este es un punto muy corto y se centra específicamente en no saber qué es Edwart. Porque bueno, hasta el final podemos estar en vilo sobre si él en efecto es humano, como se atreve a decir, o si en realidad es un vampiro y es más discreto que nuestro personaje original.
   3. Referencias: Este punto también se trata de un guiño corto a las referencias que tiene este libro acerca de la saga original, Crepúsculo (que bienvenido sea el momento SPAM, les dejo mi reseña del libro AQUÍ); ya que podemos encontrarnos dos veces con que alguno de los personajes esta leyéndola, primero Crepúsculo y luego Luna Nueva. Y además también tenemos al padre de Bella diciendo algo como: y no te enamores de un vampiro, porque luego se irá y habrán largos capítulos en tu libro en donde solo estarán los meses que van pasando. La verdad es que son de las partes que más me han hecho gracia por su contenido.

-¿Cómo lo sabes? Es como si pudieras interpreta la expresión de mi rostro.
Edwart frunció el ceño y bajo la vista hacia el mantel.
-En realidad, tú eres la única persona a quien no puedo interpretar. Siempre me he considerado bueno leyendo las expresiones de la gente y haciendo suposiciones aventuradas sobre cómo se sentían, pero tú... Te miro a la cara e intento adivina qué estás pensando, y lo único que oigo es PIIIIIIP. Solo un pitido gigante, el sonido que hace un monitor médico cuando te mueres y todo se apaga. Un PIIIIP. Si, eso es.

      2) Puntos que no están bien ni mal. 
   1. Romance: Bueno, que muchos sabrán que el romance desde hace un tiempo dejo de ser mi género predilecto. Gracias a que me saturé. Y actualmente soy demasiado estricta con él. Este romance me ha parecido muy bueno empezando por el hecho de que no hay insta-love, pero que cuando Belle se obsesiona con Edwart demuestra con insistencia que tanto realmente lo acosa (?), y hasta allí todo va bien para mí; no hay amor a primera vista y haciéndole honor al estilo humorístico de la historia, hay esta dependencia de Belle a que Edwart este allí y la mire. Pero todo se pone mal cuando de un momento a otro y en realidad sin motivos, Edwart se ve atraído por ella. Porque por Deus, se supone que el chico odia a las mujeres, y de la nada, a pesar de que es una fastidiosa, se siente atraído por ella. O sea, definitivamente no.
   2. Triángulo amoroso: Y este es el bendito problema que tengo con casi todos los libros que me quieren vender romance. Ponen triángulos amorosos por demás absurdos, porque en primer lugar ya sabemos con quién se va a quedar la protagonista, y cómo no, si el tercero en discordia aparece demasiado tarde. Este cae en esos mismos tópicos, pero lo rescata el hecho de que si bien el personaje había aparecido desde el principio, la protagonista lo ignoró completamente por estar pendiente de Edwart. Allí lo explican mejor, yo no puedo porque, ejem, spoiler, pero la situación le da como para que no parezca tan horriblemente asqueroso.
Imagen de Google. | Créditos a su autor.
      3) Puntos negativos. 
   1. Errores: Este es mi principal punto negativo, los errores con la novela. Yo sé que hay personas que no son  muy buenas con la ortografía, y que hasta el mejor escritor puede llegar a equivocarse, sobretodo si las palabras no son de un uso cotidiano. Pero hasta word, o no nos vayamos muy lejos, el propio corrector de aquí, de blogger, nos anuncia esos pequeños errores, y ya es cuestión de negligencia el no tomarse la delicadeza de por lo menos mirar eso. Errores del tipo: "perolos vampiros si existisn" son de los que no se pasan, porque son palabras que usamos diariamente, y que si por lo menos se hubiera tenido la delicadeza de releer su escrito, se habría podido fijar en que la frase estaba mal. Y bueno, yo estoy más que consciente de que algunas veces por más que releemos se nos pasan algunas cosas, porque a mí me pasa aquí en el blog, pero es que no solo esta este error, y el margen de error tampoco es pequeño. Tiene tanta infinidad de cosas mal escritas que realmente no le pongo una estrella solo por el hecho de que no es la única cosa a valorar en esta reseña.
   2. Acción: Cuando un libro propone temas paranormales, no puede faltar la acción, todos lo hemos comprobado a lo largo que vamos leyendo acerca de estos. Este libro, a pesar de que tiene varios momentos en los que podría haber hecho uso de este recurso, que en general a mí me agrada mucho, se ha quedado en ceros y cada vez que podían darme una sustanciosa -y a la vez graciosa- pelea, todo terminaba resolviéndose cuando uno de los personajes se iba, o en su defecto salía corriendo y se caía, para luego levantarse y seguir corriendo. Que bueno, no voy a negar que la solución que planteaban pudiera sacarme una que otra risa, pero definitivamente la falta de acción se hace acreedora de un punto negativo.

-¿Qué estabas diciendo?
PIIIP, pensé mientras buscaba desesperadamente algo que decir. Entonces tuve otra de mis sólidas corazonadas: su uso constante de desinfectante Purrel, su amor por los videojuegos, su carencia de amigos, su observación de planetas y su desmadejada manera de correr...
-Eres un zombi -exclamé.
-No soy un zombi.
Así que volví a la teoría del vampiro.

   Es un libro que no tiene mucho más propósito que hacerte reír, por lo que es la única emoción que puede hacerte sentir. De otra forma, los personajes se sienten demasiado desapegados de ti y realmente no importa lo que pase con ellos, siempre y cuando mientras sufren te hagan reír un poquito. Hay un poquito de ese sentimiento de duda al tema de si Edwart es o no un vampiro, porque si que saben ocultarlo hasta bien entrada ya la historia, es más; es casi el final cuando logramos descubrirlo. Pero lastimosamente, más allá de eso no hay nada.
   Con el final no me he sentido ni decepcionada ni satisfecha. Se me ha hecho como un final más del montón y pienso que pudo haber estado mejor, porque tenía mucho de dónde coger. No lo hicieron, y a pesar de ello no es como si no hubiera estado bien, fue muy gracioso, que era el punto. Y fin.
   No estoy a favor o en contra de que lean la historia, es probable que aquellas personas a las que les gustó Crepúsculo les guste un poco, o se sientan ofendidas. Pero si el plan es pasar un rato agradable riéndose de una obran tan famosa. Que a pesar de los haters, si es famosa. Este libro es una buena manera de hacerlo.
   En conclusión, Corpúsculo, es un libro que cumple su cometido: hacernos reír, pero ha fallado con pequeñas cosas como los errores que se presentan en sus páginas y el hecho de carecer de un elemento tan importante como es la acción en este tipo de libros.

VALORACIÓN. 


¿Y ustedes, qué piensan? ¿Han leído el libro? ¿Piensan hacerlo? ¿Les gusta Crepúsculo? 

2 comentarios:

  1. Buena entrada (: Tu blog está muy chulo, ya tienes nueva seguidora ^^ Me quedo por aquí (; Espero que te pases por el mío c: Kisses.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Ale!
    Me gusta la historia de Crepúsculo, de hecho, tengo la saga pendiente (la conozco por las películas >_<)
    No conocía este libro, y sin embargo, creo que siendo una parodia de esta historia no caería muy bien a los amantes de esta saga. Pero no tiene mala pinta, creo que le daría una oportunidad a esta lectura, pero ya cuando conozca mejor la saga original, que sino me hago un lío XD ¡Buena reseña!
    Por cierto, te he nominado al reto tres días, tres citas. Si te apetece, puedes hacerlo.
    Un beso, ¡nos leemos! :)

    ResponderEliminar

La Biblioteca prohibida ||copyright © Hecho por Angelique world design. Todos los derechos reservados