29.8.15

Un hombre de familia.

Título Original: Family Man.
Autor: Jayne Ann Krentz.
Año de Publicación: 1992.
Género: Contemporáneo.
Autoconclusivo.

Casi una década de trabajo en el poderoso imperio familiar de los Gilchrists ha hecho que Katy Wade se sienta secretamente decidida a emprender su propio negocio. Pero debe resolver un último problema antes de sentirse libre para poder marcharse... 
Los Gilchrists necesitan un heredero para salvar sus fortunas, y éste sólo puede ser Luke Gilchrists. Pero, durante toda su vida los Gilchrists han hecho pagar a Luke por escándalo que causó su padre, y ahora él se ha convertido en un renegado que ha jurado no volver nunca a su casa. Katy tiene que persuadir a Luke para que, con su experiencia empresarial, impida la ruina de su familia; pero a ella le bastará una mirada para comprender por qué le llaman ''el bastardo''. 
Lo que ella ignora es que es mayor el deseo que Luke siente por ella que sus ansias de vengarse. El sólo accederá a salvarlos si tiene a Katy de su parte... una táctica eficaz para hacer que esta osada pelirroja enloquezca por él. Ella es la única mujer que podría transformar a un diabólico villano en un hombre de familia.


Ya sabrán ustedes la debilidad que siento por los libros que contienen mucho romance, y este libro es exactamente eso.  Empecé a leerlo por el simple hecho de que se encontraba en mi casa y de que su nombre me atraía mucho, también porque pensé que sería la típica relación de amor odio (que por cierto, me gusta mucho), pero no fue así. Y aunque no me siento decepcionada, claro está; si siento que el libro pudo ser mejor.
Hablemos de los protagonistas.

Primero se encuentra Katy, quien es de la clase de chicas con las que no puedo parar de sentirme disgustada en varios aspectos. Primero, está el hecho de que es demasiado influenciable, y aunque no sea capaz de ayudar a los demás, o sepa que ayudarlos la puede poner en peligro o problemas, de igual forma lo hace, y no es exactamente porque sean buenos amigos, sino porque como ya dije, es demasiado influenciable. Y segundo, que es una de esas típicas damiselas en apuros, y para los problemas en los que ella sola se mete siempre busca la ayuda de Luke.
Y ahora, nos encontramos con el encantador Luke, a quien nos quieren presentar como un hombre peligroso y sin sentimientos; pero yo realmente lo que vi, es un hombre común y corriente, un hombre decidido que ama con locura, un hombre inteligente que haría cualquier cosa por alcanzar sus metas. La verdad es que a mí nunca me pareció que Luke fuera el diabólico villano que nos presentan en la sinopsis, para mí, Luke fue encantador desde un principio.
Ahora, la relación que hay entre los dos me gusto bastante. Son dos personas que vienen de mundos prácticamente iguales pero a la vez muy diferentes. Son una pareja bastante dispareja, y esto hace que con cada situación en la que se ven envueltos todo sea máxima ternura y sensualidad.
La trama que tiene la historia, en realidad no es mucha. Todo se trata de encontrar los problemas que tiene la compañía de restaurantes Gilchrists, y que en su camino Katy se meta en otros cuantos de los que Luke tiene que sacarla (dado a que Katy es su debilidad). Y claro, como no, crear una relación entre dos personas que son como agua y aceite, pero que desde el primer momento ya se sienten atraídos el uno por el otro.
Los personajes secundarios, algunos son de trascendentales, y otros no tanto, pero hacen a la historia mucho más amena y realista. Claro está también, más fácil de leer, porque si no fuera por su intervención, a la historia le hubieran bastado 100 páginas y hubiera tenido sin duda el mismo resultado. Pero sin ninguna cosa interesante.
Claro que el final me encanta, porque es un final rebosante de felicidad, y aunque esperaba que hubiera más acción y que al final no fuera tan sencillo, pues claramente para mí el romance puede con todo, sin necesidad de mayor trama.
Por otro lado, debo admitir, que el libro no me causo sensaciones diversas (cosa que a mí me gusta mucho). Y es que no hay nada mejor que no saber si reír o llorar con el final de un libro, pero este ni en el final ni en ningún otro momento hizo que me sucediera tal cosa. Lo que sí puedo decir que le sobra al libro es sensualidad, pues Luke definitivamente debe ser un sex symbol.

¿Lo recomiendo? Claro, para pasar el rato. 

VALORACIÓN.


No es un libro que tenga mucha trama, pues es bastante sencillo. Y aunque sin nada más me encanta el romance, no puedo decir que el libro es un cinco sino tiene de todo un poco para ser completamente atrayente. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Biblioteca prohibida ||copyright © Hecho por Angelique world design. Todos los derechos reservados