2.7.15

Esmeralda.

Título Original: Smaragdgrün.
Autor: Kerstin Gier.
Año de Publicación: 2010

Esmeralda es el tercer y último libro de la trilogía amor más allá del tiempo. De género novela de ficción, juvenil, y romántica, esta trilogía tiene como protagonista a Gwendolyn Sheperd nada más y nada menos que la duodécima y última viajera en el tiempo.



"¿No podríamos seguir siendo amigos?" Seguro que muere un hada cada vez que en algún lugar del mundo se pronuncia esta pregunta. Pero el perfectísimo Gideon de Villiers -a quien Xemerius prefiere llamar "el innombrable"- no tiene suficiente sensibilidad ni para pensar en las hadas ni para dejar de pisotear mi corazoncito. Si no fuera porque cuando le miro se me corta la respiración y me tiemblan las piernas, le hubiese soltado un bofetón que le habría mandado directo al siglo XIX sin necesidad de cronógrafo... Aunque, en lugar de hacer eso, solo le fulminé con la mirada y me alejé. Al fin y al cabo, éramos los dos últimos viajeros en el tiempo y en pocas horas saltaríamos juntos a 1782 con una visión de vida o muerte.


A esto me refería cuando dije que los libros podían mejorar. Sin embargo, tengo una cantidad de quejas que contienen spoilers y por lo tanto serán puestas en color púrpura para que puedan evitarlas si gustan.
Este tercer y último libro comienza un día después de que termina el otro, es contado nuevamente en primera persona y como ya sabrán a través de los ojos de Gwen.
Antes que nada debo decir que la autora se salvo, no la voy a demandar porque quedaron cubiertas todas las dudas que se me habían generado en los dos libros anteriores. Sin embargo, esta última parte me dejo con nuevas dudas y lastimosamente no tengo otro libro para aclararlas. Primero; si, Gideon se tomo la piedra filosofal y se volvió inmortal, pero ¿cómo puede ser esto posible si se suponía que para que esta funcionara Gwendolyn debía morir, y, efectivamente fue algo que no sucedió?; segundo, ¿que significaban entonces las visiones de la tía Maddy con respecto al futuro del rubí?; tercero, ¿si al salvar a James cuando todavía estaba vivo alteraban el pasado, no se supone que el futuro también debería cambiar? y por último pero no menos importante, ¿después de todo esto, la logia seguirá funcionando?. Yo sencillamente necesito respuestas.
Debo contar una anécdota que me tenía llorando. Y es que yo siempre acostumbro a spoilearme casi el final de los libros. Y estuve un día entero llorando por el final trágico que iban a tener Gwendolyn y Gideon, pero al leérmelo completo descubrí que había interpretado todo mal, y me di golpes contra la pared con una sonrisa gigante en la cara. Prometido completamente no volver a spoilearme.
Gwen, quien no me parece que haya evolucionado a lo largo de los tres libros (que se desarrollan en dos semanas¬¬) pero que sin duda siempre ha sido una valiente en todo el sentido de la palabra, aquí nos deja ver como puede ser una chica cuando has herido sus sentimientos. Es gracioso verla luchando contra ella misma por lo que siente por Gideon. Un momento esta llorando y al otro lo esta tratando mal. A ver, ¿cuántas identificadas?.
Gideon por su parte, si me había parecido un idiota anteriormente y la mitad de este último libro también; al final solo podía parecerme un tierno. Y sobre todo con las cosas que le dijo a Gwenny ya por el final del libro. Quede como: eh, soy un chocolate derretido. 
Que mal que el amor en este libro sea simplemente tan irreal, o sea, se conocen hace dos semanas y ya creen que no pueden vivir sin el otro. Esta bien que haya atracción física, pero yo por mi parte no me creo que el amor verdadero nazca en dos semanas. O al parecer menos, para estos dos tortolitos.

 Leslie, Raphael y Xemerius, son sin duda la clase de personas y daimones de las que yo querría estar rodeada. Siempre apoyando tan fielmente a Gwen y a Gideon y divirtiéndonos (sobre todo Xemerius, a quien lastimosamente solo escucha Gwen¬¬) con sus ocurrencias y palabras pegajosas. Yo misma ya empecé a decir: ¿Quéeeeee?
Pueden matarme, pueden matarme porque debo estar loca al haber sentido lastima de Charlotte, porque ella sin duda no se la merece después de todo lo que le ha hecho y dicho a nuestra protagonista, por cierto, ¿qué habrá pasado con ella después de tremenda borrachera que se pego?
Puedo decir, que me ha sorprendido el desenlace de esta historia. Con toda seguridad no se me hizo para nada predecible quien era a fin de cuentas el villano en la historia. Y es que había pasado tan completamente desapercibido como lo hicieron Falk y el doctor White, y debo decir que hasta de ellos dos tenía más sospechas.

Sin duda este libro contiene un montón de revelaciones increíbles. Cosas que me dejaron maravillada, dado a que no solo se resuelven las dudas que ya tenía, sino que dan explicaciones de cosas que ni siquiera había caído en cuenta de que estaban fuera de contexto pero que al volverlas a repasar ya con la respuesta se me hicieron más que evidentes.
Sigo teniendo problemas con que solo sean un total de doce viajeros en el tiempo. La verdad, si yo hubiera sido la escritora del libro, ese gen hubiera seguido y seguido y seguido. Lastima que yo no haya hecho la historia.
Estos libros en general, son una lectura muy rápida y entretenida. Sin duda una buena opción para un o una adolescente con ganas de romance igual que yo. Sin embargo, tengo que prevenir de que aunque al final se resuelven todos los interrogantes que se generaron en los dos primeros libros, el final nos deja con nuevos que no tienen una respuesta.

VALORACIÓN



Mejoro mucho, sin embargo quede con muchas incógnitas que surgieron nada más y nada menos que al final y no tuvieron respuesta. 
Dejando eso de lado me encanto. Con estos libros no me doy cuenta a que horas he leído tanto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario