26.4.17

Legolas Greenleaf | Novio Literario.

¡Hola bonitos!  
   De nueva cuenta no he sacado ningún papelito para esta entrada. ¡Qué mala soy siguiendo mis propias reglas! El caso es que tengo abandonada esta sección desde septiembre del año pasado y me apetecía retomarla, pero al coger los papelitos me di cuenta de que habían personajes a los cuales ya no recordaba mucho, así que para evitarme fatigas (porque la pereza no se me va ni a palo) y el horror a ustedes (de ver a Voldie por estos lares), les he traído a uno de mis personajes favoritos de los últimos tiempos. 
   Veamos un poco sobre él.

Libro: Trilogía la Comunidad del anillo. 
Autor: J. R. R. Tolkien. 

Nombre: Legolas Greenleaf. 
Edad: Indefinida (en algún momento de la Tercera edad). 
Especie: Elfo Sindar. 
Lugar de residencia: El bosque negro. 
Ocupación: Príncipe de Mirkwood - Integrante de la Comunidad del anillo. 
Apariencia: Es un elfo con cabello rubio (aunque en el libro nunca llega a especificarse se le dan estas características porque son propias de los Sindar), lacio y largo. Sus ojos son de color azul, casi gris y su piel es blanca. No se tiene mucha información sobre su apariencia además de que es uno de los elfos más bellos de la Tierra media. 
Personalidad: Legolas es un personaje alegre y difícil de asustar, en la mayoría de las tareas de la Comunidad demostraba una gran serenidad. Al principio tenía muchos prejuicios contra sus acompañantes, pero a medida que fue pasando el tiempo estos fueron quedando olvidados, tanto así que llevó a la paz entre enanos y elfos al forjar amistad con Gimli. Legolas es un personaje fiel, con corazón aventurero y un gran gusto por las cosas bellas. 
Habilidades: Legolas posee una gran ligereza, tanto así que puede caminar sobre la nieve sin hundirse, además, de una vista prodigiosa que supera incluso a muchos de los de su raza, logrando ver mucho más allá que cualquier personaje de la historia. es un excelente arquero. Tiene la inmortalidad de los de su raza y es inmune a los cambios de temperatura.

   Señores y señoritas. Sabrán muchos que tengo una obsesión terrible con el Señor de los anillos, ajá, y una de las principales razones es este elfo maravilloso que tenemos aquí. Y del que hoy quiero hablar, un poco superficialmente, pero la intención es lo que cuenta.
   Cuando conocí a Legolas, lo conocí por las películas de Peter Jackson, que son realmente muy buenas y que si no han visto les recomiendo, son un poco largas pero valen la pena; y en la primera ocasión no me pareció muy guapo que digamos. Quiero decir, sí, Orlando Bloom está como un tren, pero creo haber dicho, en todas las otras entradas de esta sección, que lo que me vuelve loca a mí son los cabellos oscuros con ojos claros, así que por ese momento bebé Legolas estaba muy perdido. Realmente cuando le empecé a prestar atención fue cuando empecé a shippearlo con Aragorn, porque se me hacía una pareja demasiado adorable. Y lo acepto, antes de hacer eso, ya lo había shippeado con Frodo por un tiempo.
   En el momento en que realmente empecé a reconsiderar mis sentimientos por el personaje, fue cuando lo logré ver en la Comunidad del anillo, el primer libro de la trilogía en el Concilio de Elrond. Allí no nos especifican mucho cómo es el elfo, tan solo se le dota de una belleza singular, lo que me parece mucho más acertado, puesto que cada uno tiene sus diferentes cánones de belleza, así que se puede imaginar cómo sea, lo que lo hacía mucho más apetitoso a esta diosa.
   También es en ese momento donde podemos comenzar a verlo con otros ojos, porque sí, ya antes (y con esto me refiero a las adaptaciones) había demostrado ser un excelente guerrero, un poco callado y aislado, lo que intrigaba bastante, pero no llegó a pasar de allí. En el libro, se muestra bastante más tierno, es como si apareciera y lo único que desea mi alma en ese momento es abrazarlo, porque está dotado de tremenda inocencia que no encuentro cómo teniendo su edad, pero a la vez de la fiereza de un guerrero. Es mucho más complejo, puesto que puede notarse la diferencia de edad que tiene entre sus acompañantes y esto es lo que hace que al principio esté un poco indispuesto a involucrarse mucho, pero poco a poco se va soltando y termina siendo un gran amigo de todos; cosa que, en mi opinión, no se aprecia mucho en las adaptaciones.
   Se me hace un poco lamentable que a final de cuentas su participación se viera tan reducida, aunque lo comprendo perfectamente. No obstante, eso no evita que me encante ver las películas, puesto que tiene un papel mucho más intenso y lo vemos luchando más constantemente, no solo con su arco y flechas, sino también con sus espadas. Y la elegancia que se manda, señores. Yo le doy la mitad de la galleta con cremita, 1) porque está muy bueno y es encantador y 2)porque a mí no me gusta la parte con crema. ¿Qué? Yo tampoco soy tan altruista, queridos.

Físico: 75.
Personalidad: 90.
-----------------
Total: 165.

   Aveces, queriditos, hay que aceptar que los rubios nos mueven el piso. Si bien esto no sucedió desde el principio, debo aceptar que poco a poco Legolas me fue ganando. Es un personaje encantador, pero es un poco reticente a crear relaciones con mortales, así que eso le descuenta un poco, dado que hombre, ya sé que soy una diosa, pero prefiero mantener mi secreto (de seres sobrenaturales, por supuesto, ustedes son mis hermanos y primos) así que no se lo diría y él me evitaría para no caer en mis encantos. Porque soy irresistible, por supuesto.
   Si, amores, por lo que han visto del puntaje, estoy más exigente. Legolas es casi que mi primer novio literario en este momento (tengo otro que le pelea) y sin embargo, no pasa de los 165. Es que me he vuelto muy quisquillosa. Pero de igual forma me gusta bastante.
¿Y ustedes, qué piensan de Legolas? 

Notas de poca importancia:
pero que me he animado a hacer, así que agradecería si leyeran :) 
  1. Legolas en sindarin significa Hoja verde, su apellido Greenleaf, del mismo modo, tiene ese significado. Había optado por colocarle Legolas Thranduilion, haciendo referencia a que era hijo de Thranduil, como se utilizaba antiguamente, (Atrida, Pelida, para designar que eran hijos de Atreo y Peleo) ya que es una forma de hablar que han optado muchos fanáticos de Tolkien. Pero cómo no, he investigado un poco antes de hacer la entrada y he descubierto que al mismo Tolkien le gustaba llamar a Legolas por el apellido Greenleaf y no soy nadie para contradecirlo. Así que me he decantado por la opción. Cabe aclarar, que ion es una palabra élfica, que vendría a significar 'hijo de' o en algunas ocasiones solo 'hijo'
  2. Legolas no tiene un naciemiento determinado por Tolkien, una de las razones puede ser que el personaje salió casi que en la marcha y no había sido pensado con anterioridad, por lo cual, Tolkien no tenía su pasado tan bien documentado como el de los demás. No obstante se estima que nació alrededor del año mil de la tercera edad, lo que lo haría el elfo más joven de toda la Tierra Media.